Vitaminas y Minerales: Casos Exitosos en ALC Imprimir Correo electrónico
Lunes 26 de Enero de 2009 23:00

 

 

La región de América Latina y el Caribe cuenta con experiencias exitosas en el combate de las deficiencias de micronutrientes, a continuación algunas de las experiencias exitosas sostenidas, evaluadas y con excelente monitoreo para la prevención y control de las deficiencias de micronutrientes:

 

 

 

 

Ecuador Deficiencia de Yodo
Fortificación de Sal
Panamá Deficiencia de Yodo Fortificación de Sal
Cuba Deficiencia de Yodo Fortificación de Sal
Venezuela Deficiencia de Yodo Fortificación de Sal
Colombia Deficiencia de Yodo Fortificación de Sal
Chile Deficiencia de Yodo Fortificación de Sal
Perú Deficiencia de Yodo Fortificación de Sal
Costa Rica Defectos del tubo neural
Fortificación de arroz
Nicaragua Deficiencia de vitamina A
Suplementación y Fortificación de la azúcar
Honduras Deficiencia de vitamina A Fortificación de la azúcar
Guatemala Deficiencia de vitamina A Fortificación de la azúcar
Chile Anemia y defectos del tubo neural
Fortificación de harina de trigo

Logros

  • Eliminación Virtual de las deficiencias de yodo (Fortificación de la Sal con yodo) en 7 países de la región de América Latina y el Caribe: Ecuador, Panamá, Cuba, Venezuela, Colombia, Chile y Perú.
  • Eliminación virtual de las deficiencias de Vitamina A (Suplementación y Fortificación del azúcar) en Nicaragua.
  • Disminución de las Deficiencias de Vitamina A (Fortificación del Azúcar) en Centroamérica; en particular Guatemala.
  • Disminución de los Defectos del Tubo Neural (Fortificación de las harinas con ácido fólico y hierro) en Chile. En Costa Rica la fortificación del arroz con ácido fólico.

 

 

Factores comunes de éxito en la región de América Latina y el Caribe:

  • Decisión y compromiso político de los gobiernos (nacional, regional y local) traducido en políticas públicas y asignación presupuestaria.
  • Alianzas efectivas: sector público, sector privado, sociedad civil y organismos de cooperación internacional. Particular importancia del sector privado y sociedades científicas e instituciones formadoras de recursos humanos.
  • Participación de comunidades y barrios, en especial de las familias y las madres, en los programas.
  • Control de calidad, monitoreo y evaluación permanente. Establecimiento de líneas de base.
  • Información, comunicación, mercadeo social y educación alimentario-nutricional en todos los niveles; en especial a las madres (promoción, prevención y protección).
  • Intercambio horizontal de experiencias.

 

 

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 Siguiente > Fin >>

Página 1 de 3